Saltar al contenido
ElColmillode morsa.com

¡El villano de tu verano!

¡Hola, chicas! Como estas?

Hoy vamos a hablar un poco de la candidiasis, una enfermedad que desgraciadamente puede afectar a todas las mujeres, independientemente de su edad.

Una de las mayores quejas de las pacientes que buscan atención ginecológica es la comezón, el ardor y el flujo vaginal.

¿Deberíamos entender de qué se trata todo esto?

〉 ¿Qué es?

La candidiasis vaginal es una infección fúngica, llamada Candida Albicans , que causa una secreción espesa, grumosa y blanquecina, generalmente acompañada de irritación, picazón y enrojecimiento en el sitio afectado.

〉 ¿Cómo se obtiene?

La candidiasis no se considera una infección de transmisión sexual, por el contrario, este hongo está presente en nuestro organismo, el problema es que es un microorganismo oportunista, por lo que cuando nuestra inmunidad disminuye, aprovecha este momento y comienza a atacarnos, causando los síntomas.

〉 ¿Qué desencadena la infección?

Uso de antibióticos: Los antibióticos tienen la función de matar o paralizar el crecimiento de las bacterias, pero no sólo eligen bacterias dañinas, sino que crean un sistema para limpiar las bacterias buenas y malas, y algunas bacterias son responsables de prevenir que los hongos proliferen en el cuerpo. Con el camino claro, los hongos hacen la fiesta.

  • Embarazo: Las fluctuaciones hormonales pueden desencadenar un aumento en el hongo del cuerpo
  • .

  • Diabetes; El exceso de azúcares en la sangre aumenta considerablemente la cantidad de hongos, porque se alimentan exactamente de los azúcares.
  • Otras infecciones (por ejemplo, por el virus VIH);
  • Inmunodeficiencia;
  • Medicamentos como anticonceptivos y corticosteroides;
  • Las relaciones sexuales sin protección con una pareja contaminada; Aun no siendo considerada una ITS, las relaciones sexuales sin protección con una pareja infectada por el hongo, provocan su transporte y al estar con uno o más factores desencadenantes, pueden generar la aparición de la enfermedad.
  • Ropa inadecuada (ropa ajustada y bikinis mojados; ropa de lycra y de gimnasia que aumenta la temperatura vaginal); Ya hemos hablado antes de esto, calor + humedad = ambiente perfecto para el crecimiento de hongos.
  • Duchas vaginales excesivas: El exceso de “limpieza” en la región, elimina las bacterias responsables de la protección, dejando el medio ambiente desprotegido.

〉 Principales síntomas:

Secreción blanquecina;

Comezón;

Excoriaciones en la región vulvar; por el acto de rascarse, lesionando la piel.

Coloración roja en la vagina.

En casos extremos, la candidiasis puede causar úlceras.

〉 Cómo detectar:

Es necesario un examen clínico para detectar correctamente la candidiasis, ya que los síntomas de la enfermedad pueden aparecer sólo durante el período de flujo menstrual (debido a la fluctuación hormonal). El diagnóstico también se realiza mediante un examen microscópico, como la citología vaginal.

〉 Tratamiento:

Para el tratamiento de la enfermedad se recomiendan medidas sencillas:

  • Se debe evitar la ropa inadecuada;
  • No practique duchas vaginales;
  • No use desodorantes íntimos;
  • Abstinencia sexual durante el tratamiento;
  • Use condones.

Junto con estas indicaciones se recomienda el uso de antimicóticos por vía oral, además del uso de crema vaginal de uso tópico. Cada tratamiento debe ser indicado por un especialista, ya que cada enfermedad tiene su propia indicación.

Sin embargo, también es esencial que en los casos de repetición de la enfermedad, el tratamiento sea más rígido, haciendo también un seguimiento nutricional, ya que la dieta inadecuada, con exceso de azúcares e hidratos de carbono deja al organismo más susceptible a la recaída de la infección.

Casos de recaída, que generalmente es causada por factores tales como estrés, baja inmunidad, dieta deficiente o alguna otra enfermedad. Por esta razón, cuando la candidiasis se vuelve recurrente y la mujer tiene que vivir junta y tratar el problema constantemente, se deben investigar otras causas.

La infección puede manifestarse en otras regiones, como los pliegues del cuerpo, debajo de los senos, la boca y la garganta, en el pene y en la región anal.

Así que las niñas, vamos a mantener un ojo en estos detalles, seguir con el cuidado íntimo, no sólo en el verano, pero todo el año, no deje de hacer el examen preventivo y en cualquier signo de cambio, busque ayuda.

 

Besos de enfermera,

Camilla Mota

Sigue el Blog en instagram @espelhorosa